Anciana británica abusada se arrepiente de ser dominicana

SANTO DOMINGO.- Tras sufrir durante 18 años un conjunto de abusos, desaires, abusos e inclemencias  de parte de empleados, abogados fiscales y jueces,  la británica, nacionalizada dominicana,  Marie Huszty Bacon, ahora de 70 años de edad, dijo lamentar que en un país tan maravilloso como la República Dominicana las autoridades tengan tan pésimo comportamiento hasta frente a los ciudadanos que han venido de otras naciones para radicarse aquí.

Es lo que mas lamenta la señora Huszty Bacon,  profesora de profesión,  con lágrimas  en sus ojos porque ya  lleva casi 10 años después de haber sido expulsada  de su casa  que  heredó  de un hermano, por orden de una autoridad  injusta.

Debido a esta situación,  luego que los familiares de su cuñada la dejaron en la calle sin agradecer que su hermano era el propietario de la vivienda,  decidió vivir en un carro, porque alquiló un aparta-estudio en la avenida José Contreras, en 8 mil pesos, pero que fue  revendido y el nuevo propietario le hizo un aumento a la renta hasta  30 mil pesos que no puede pagarlo con l que gana como profesora de su idioma.

En declaraciones al portal La Voz del Pueblo, la dama, en foto publicada por el medio de prensa,  relató que  desde enero del 2001 mantiene una lucha incesante con la familia de su cuñada, porque la sacaron de su casa y  a pesar de su persistencia para no ser despojada de su heredad,  ninguna autoridad ha actuado a su favor.

Se quejó de que en 18 años,  los jueces han celebrado 107 audiencias en los tribunales del país, durante los cuales ha tenido que sufrir la apatía, el irrespeto y hasta las burlas de empleados en cuyas oficinas ha ido a hacer diligencias relacionadas con el proceso y que ni siquiera han dado un fallo definitivo del caso.

Dice que la casa en litigio  está ubicada  en el sector Arroyo Hondo, que era  propiedad de su difunto hermano, quien contrajo nupcias con una dominicana que luego también murió, tras lo cual  los familiares de su cuñada, orientados por  Daysi Molina De Camps, de quien no aclara si es abogada, la echaron de la casa y la despojaron de todo lo que había dentro.

Dijo que  en fecha 25 de enero del 2008,  le entregaron un documento que le otorgaba la potestad de la casa, pero que ninguna autoridad le dio apoyo para recuperarla hasta que luego  recibió otro documento de que el caso fue apelado y remitido a otro tribunal en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Manifestó que en su desesperación en busca de que la ayuden,  envió cartas al presidente de la República,  al presidente de la Suprema Corte de Justicia y  al procurador general de la República sin recibir ayuda de nadie en el gobierno ni en el Poder Judicial.

Dijo que luego consultó un abogado que le dijo que el caso era complejo, quien luego le dijo que en este país los casos judiciales son retardados en las tres instancias para que los mas debiles desistan o mueran antes de ser concluidos y  si no, entonces lo archivan por años y no se puede hacer nada.

Luego de que los familiares de su cuñada la dejaran en la calle, decidió vivir en un carro, porque alquiló un aparta-estudio en la avenida José Contreras, en la zona universitaria, en 8 mil pesos, pero luego fue revendido y el nuevo dueño le pedía 30 mil, y como no podía pagarlo debió abandonarlo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*