Atorarse con alimentos todavía causa muchas muertes

SANTO DOMINGO.- Atorarse con trozos de carne cocinada , con semillas de frutas, con objetos pequeños y hasta con peces acabados de pescar puestos en la boca, todavía sigue siendo una gran causa de muertes de niños y adultos en muchos países subdesarrollados.

Estos son accidentes mortales frecuentes en todas partes, tanto entre niños que se tragan pequeñas semillas de frutas como en adultos que  también se atragantan  con trozos de carnes cocinadas en casa o en establecimientos de expendio de comida.

En ambos casos de atoramiento, la tráquea bloqueada casi siempre deja a la víctima incapaz de respirar o hablar, por lo que tiene que hacer gestos frenéticos para pedir para que le salven la vida.

Es que en  cuatro o cinco minutos, según la edad,  un cerebro sin oxígeno comienza a sufrir daños irreversibles y la muerte llega si entre los testigos  no hay quien sepa que un golpe fuerte en la espalda es una de las recomendaciones  efectivas.

Sin embargo, en los países desatollados desde los años 70 se ha estado aplicando el método mas efectivo  el cual fue creado por  Henry Heimlich, el médico estadounidense que salvó miles de vidas con una maniobra que cada persona debe aprenderse.

Se trata de la comprensión abdominal que consiste, primero, en poner de pie a la persona atorada, colocarse detrás de ella, abrazar la persona atragantada un poco mas arriba del ombligo con una mano empuñada y la otra agarrada fuertemente en la muñeca y presionar su estomago hacia arriba, como si quisiera levantarla.

Hasta ahora este ha sido el método mas efectivo, el «Heimlich», el cual fue reconocido por  la Cruz Roja de Estados Unidos  y la Asociación Estadounidense del Corazón,  como la respuesta principal a la asfixia por atoramiento.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*