Boy Scouts EE.UU. se declara en bancarrota por demandas millonarias

TEXAS.-  Con sus finanzas agobiadas a causa de tantas demandas millonarias  contra sus miembros acusados de abusos sexuales, la entidad Boy Scouts of America (BSA) se ha declarado en bancarrota, lo que le permite evadirse or un tiempo de tener que vender sus propiedades para obtener recursos y poder cumplir con condenas de compensación a las víctimas.

La estrategia legal anunciada este martes  fue adoptada debido a que BSA ha sido acorralada por cientos de demandas por abuso sexual y con la medida tiene la esperanza de en el ínterin poder   elaborar un plan de compensación para víctimas que permitirá que la organización de 110 años continúe en servicio.

«La presentación del capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos -permite a las empresas con problemas financieros a reorganizarse bajo la protección de la ley- ante un tribunal federal de quiebras en Wilmington, Delaware, pone en marcha lo que podría ser una de las quiebras más grandes y complejas jamás vistas» precisa una cronica de portal Noticias Telemundo.

Agrega que decenas de abogados buscan acuerdos en nombre de varios miles de hombres que dicen que sufrieron abusos de los scoutmasters (líder generalmente adulto y responsable de la aplicación del Método Scout),  hace décadas, pero que ahora solo son elegibles para demandar debido a los cambios recientes en las leyes del estatuto de limitaciones de sus estados.

Agrega que al ir a la corte de bancarrota, los Scouts pueden suspender esas demandas por ahora, pero que en última instancia, podrían verse obligados a vender algunas de sus vastas propiedades, incluidos los campamentos y las rutas de senderismo, para recaudar dinero para un fondo fiduciario de compensación que podría superar los mil millones de dólares.

«La petición de bancarrota enumeró los activos de Boy Scouts entre mil millones y diez mil millones, y sus pasivos van de los 500 millones a los mil millones», destaca la crónica.

«Los programas de exploración continuarán durante todo este proceso y durante muchos años», asegura la BSA en un comunicado., agregando que «Los consejos locales no se declaran en quiebra porque son organizaciones legalmente separadas y distintas».

Indica que las finanzas de los Boy Scouts se han visto apretadas en los últimos años por la disminución de los acuerdos de membresía y los escándalos de abuso sexual contra sus miembros, lo que ya ha motivado que el número de jóvenes que participan en los campamentos haya  caído por debajo de los dos millones, menos de la mitad  de los cuatros millones que superaban en los años pico de la década de 1970.

Precisa que la organización ha tratado de contrarrestar el declive al admitir a las niñas, pero que  su lista de miembros tuvo un gran éxito el pasado 1 de enero cuando La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, durante décadas un importante patrocinador de las unidades Boy Scout, cortó los lazos y retiró a más de 400,000 exploradores a favor de sus propios programas.

«El panorama financiero había empeorado el año pasado después de que Nueva York, Arizona, Nueva Jersey y California aprobaran leyes que facilitaban a las víctimas de abusos de hace mucho tiempo presentar reclamos. Equipos de abogados en todo Estados Unidos han registrado clientes por cientos para demandar a los Boy Scouts», resalta la crónica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*