Dominicanos violan reclusión hogareña para oír ¨mensajero¨ de Dios

SANTO DOMINGO..- Esta muchedumbre desobedeció el decreto del presidente Danilo Medina, que obliga los dominicanos a recluirse en su hogar para evitar la propagación del coronavirus y se concentro en la costa norte de la ciudad de Puerto Plata, para escuchar un autoproclamado mensajero de Dios.

Los habitantes de esta y otros municipios de la provincia no solo violaron el decreto presidencial  durante la actividad religiosa este domingo,, al concentrarse  en el Malecón de la ciudad, sino que se colocaron en situación de peligro para contraer el virus.

Hasta este domingo, República Dominicana tenía un total de 278 fallecidos de covid-19 y  6,135 infectados, la mayoría de la región Norte por donde se mueve el supuesto mensajero de Dios, quien se supone recibió el respaldo de la Iglesia Católica.

El  supuesto  mensajero de Dios, llamado Mildomio Adames, fue exitoso en lograr concentrar tanta gente, quienes en su mayoria no guardaron la distancia social,  pero a lo mejor no lo fue para evita el contagio entre tanta gente.

El hecho es catalogado como una demostración mas de que muchos dominicanos no respetan las ordenes de las autoridades e incluso,  de que las autoridades que deben hacerlas cumplir tampoco hacen nada para evitarlo.

Pero ese problema se veía venir y  ningún funcionario del gobierno hizo nada para evitarlo, pues el famoso  peregrino que se autoproclama como mensajero de Dios, ha estado recorriendo varias ciudades desde hace días y juntando gente que se ha unido a su caminata y tampoco lo ha evitado.

La multitud marchó por el malecón de esa ciudad acompañando al peregrino en cuestión,  quien carga una cruz en su peregrinaje, quien hablo ante los asistentes en el Malecon de la ciudad, tras lo cual muchos se quedaron en la playa.

La «procesión» multitudinaria era amenizada con canciones religiosas que se reproducían en un camión de sonido de la campaña del actual alcalde Roquelito García, precisa el corresponsal Joan Vargas, del portal El Dia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*