Donan ropas y accesorios para el frío a pobres de Utah, EE.UU. Entidades lo hacen porque su principio es la bondad

SALT LAKE CITY – Desde las 11 de la mañana,  padres, madres y grupos de niños formaron una fila que   se extendió a lo largo de una acera 200 South frente al «Centro St. Vincent de Paul de Catholic Community Services, en esta ciudad del Estado de Utah, donde les fueron donada ropa utilizada en la temporada de invierno.

Las personas que acudieron a recibir la ayuda fueron atendidas por  un pequeño ejército de 30 voluntarios de los Caballeros de Colón de Utah, quienes les dieron la bienvenida a casi 500 niños y niñas, junto con algunos adultos, ayudándolos mientras se probaban abrigos nuevos y buscaban sombreros y guantes apropiados para ellos.

Una cronica del portal Deseret News  detalla que en unos 45 minutos, la mayoría de los nuevos abrigos de invierno habían salido del centro  con niños sonrientes, felices y padres agradecidos, muchos de los cuales son refugiados, personas sin hogar  y con necesidades.

Lo más destacado es ver su alegría en los rostros de los niños, dijo Ryan Graveley, quien se desempeña como director estatal y director del programa para el Consejo Estatal de Caballeros de Colón de Utah .

«Knights ‘Coats for Kids» es solo una de las formas en que las organizaciones religiosas en todo Utah están ayudando a los menos afortunados a comenzar la temporada navideña, precisa la crónica.

Explica que antes del Día de Acción de Gracias, los Ministerios Interreligiosos del MOSAIC distribuyeron alimentos y otros artículos a las personas que esperaron en el frío durante horas.

«Tratamos de ayudar a estas personas todo lo que podemos», dijo Scott Gray, miembro de Caballeros de Colón. «Va a ser un invierno frío y tengo la sensación de que algunos de ellos no están listos (con la ropa y adornos necesarios».

«Nuestro principio básico es la caridad», dijo Nick Nielson, quien manifesto también que “realmente te conmueve cuando ves a las familias y los niños que necesitan los abrigos. … Poder proporcionarles un abrigo nuevo es muy satisfactorio, sabiendo que al menos pueden estar calientes «.

Después del primer año, Scott y Linda Wainscott, voluntarios del proyecto, se dieron cuenta de que la gente necesitaba sombreros y guantes para llevar sus abrigos nuevos. Linda Wainscott comenzó a visitar las tiendas de dólares y las ventas después de Navidad para almacenar tantos sombreros y guantes como sea posible, una adición bienvenida al programa Coats for Kids, precisa la cronica.

Entre los beneficiados en esta ocasion figura Mohamed Yussuf,  quien aparece en foto junto a su hermano pequeño Huran, quien asiste a clases en la Universidad del Valle de Utah y trabaja para ayudar a su madre a cuidar a sus ocho hermanos.

Apoyar a tantos hermanos jóvenes a su edad ha sido un desafío, por lo que recolectar nuevos abrigos para todos hace la diferencia y «estar en un hogar donde el ingreso no está donde queremos que esté, aprovechando algo como esto significa mucho para nosotros», dijo Yussuf.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*