Estadounidenses bajan consumo y prestación de servicios por coronavirus

LOS ÁNGELES.- El trastorno en el consumo de alimentos y mercancías, así como  la baja demanda de servicios en los Estados Unidos,  ha estado motivando la caída de los precios y resintiendo la economía en un proceso que los economistas denominan deflación, lo contrario a cuando los costos suben y denominan inflación.

Los precios están cayendo en Estados Unidos a medida que el bloqueo del coronavirus se prolonga y la gente gasta menos, porque al estar suspendidos o despedidos de sus empleos han estado gastando menos.

Los precios al consumidor en Estados Unidos disminuyeron por segundo mes consecutivo en abril, informó la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS por sus siglas en inglés), citada por el portal CNN.

Los precios cayeron un 0,8% sobre una base no estacionalizada en abril, marcando la mayor caída desde diciembre de 2008< destaca la información, que menciona la caída de precios de la gasolina y la energía,  dijeron economistas consultados por CNN, entre ellos Sal Guatieri y Gregory Daco.

Pero las rebajas de costos en mercancías y servicios no siempre es una buena noticia, porque, según los expertos, cuando los precios caen porque las personas no están comprando cosas, los fabricantes no pueden cobrar lo suficiente para fabricar el producto que están tratando de vender, , por lo que  dejan de fabricarlos   y despedirán a los trabajadores que necesitan para elaborarlos.

Los expertos consultados por CNN explicaron que los precios de la ropa, los seguros de automóviles, las tarifas aéreas y los alojamientos vacacionales ayudaron a reducir el índice general a medida que la demanda de estos bienes y servicios ha ido menguando.

Los economistas temen que este tipo de gasto pueda tomar tiempo para recuperarse ya que los consumidores se mantienen cautelosos incluso después de que las restricciones se levanten.

Sin embargo, dada la demanda descontrolada de alimentos, los precios de los alimentos en vez de caerse, han subido más, y la categoría de alimentos en el hogar registró su mayor aumento desde febrero de 1974, con un alza del 2,6%, entre ellos, los huevos, cuyo  índice de precios de costo subió más del 16%, el mayor aumento para cualquier artículo alimenticio, otros alimentos e, incluso medicamentos.

“Incluso cuando la economía se reabra, la inflación subyacente probablemente se sitúe por debajo del 1% en el próximo año debido al alto desempleo y los bajos precios de los productos básicos”, dijo Sal Guatieri,  uno de los economistas consultados por CNN.

La Fed ha desatado un enorme paquete de estímulo de política monetaria para estabilizar los mercados y ayudar a la economía a superar esta crisis, lo que de provocar inflación, pero Gregory Daco,  otro economista consultado, dijo que dada la dirección en que se encaminan los precios, “un aumento en la inflación es la menor de nuestras preocupaciones”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*