Estadounidenses van de mal en peor con el Covid-19

LOS ÁNGELES.- Los estadounidenses y extranjeros que residen en los Estados Unidos cada día van de mal en peor con el coronavirus, al extremo de que ya rondan los 400,000 infectados y se agostan  las reservas de materiales gastables y fármacos para paliar el creciente problema.

Este miércoles, una crónica del portal Los Angeles Times, del Estado de California, «a  principios de enero, cuando las primeras alarmas sonaron ante un brote de un nuevo coronavirus en China, que podría desatar una pandemia, la administración Trump desperdició casi dos meses que podrían haberse utilizado para reforzar la reserva federal de suministros y equipos médicos de importancia crítica»

Agrega que una revisión de los contratos de compra federales realizada por Associated Press (AP) muestra que las agencias federales esperaron en gran medida hasta mediados de marzo para comenzar a realizar pedidos a granel de máscaras con respirador modelo N95, respiradores mecánicos y otros equipos necesarios para los trabajadores de atención médica de emergencia.

Precisa que en ese momento, los hospitales en varios Estados atendían a miles de pacientes infectados sin el equipo adecuado y rogaban a la Reserva Estratégica Nacional que se los enviaran, la que fue creada hace más de dos décadas para ayudar a cerrar las brechas en las cadenas de suministros médicos y farmacéuticos durante una emergencia nacional.

«Ahora, con ya tres meses de crisis, esa reserva está casi agotada, mientras que el número de pacientes que necesitan cuidados críticos va en aumento. Algunos funcionarios estatales y locales informan haber recibido respiradores rotos y máscaras en mal estado, de hace una década» dijo, citada por AP,  Kathleen Sebelius, quien se desempeñó como secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos durante la administración de Obama.

De su lado, sobre la Reserva Estratégica Nacional, Jared Kushner,  yerno y asesor del presidente Trump,  sostuvo que «la  noción de una reserva federal, se supone, es que es nuestra reserva. No que sean reservas estatales que luego ellos usan”.

La crónica recuerda que durante casi un mes, Trump rechazó los pedidos del gobernador de Nueva York, Andres Cuomo y de  otros para usar su autoridad bajo la Ley de Producción de Defensa para ordenar a las compañías que aumentaran la producción de respiradores y equipos de protección personal, pero que fue la pasada semana que el mandatario  cedió  y aceptó ordenar a las empresas un aumento en la producción de suministros críticos, cuando ya  EE.UU tenía el mayor número de casos confirmados de COVID-19 en comparación con el resto del mundo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*