Estafan extranjeros con la venta de fincas, casas y otros bienes muebles Funcionarios ni previene robos ni castigan a los estafadores

SANTO DOMINGO.- Debido a que ya les resulta difícil engañar a los dominicanos porque la experiencia los ha obligado a desconfiar de todos,  ahora los estafadores se han dedicado a hacerle lo mismo a extranjeros que se han radicado en el país o que han decidido comprar bienes inmuebles antes de radicarse en la República Dominicana.

Solo en esta semana ya se han denunciado dos estafas vulgares sin que las autoridades del gobierno los hayan prevenido de los frecuentes fraudes y abusos de confianza, pero mucho menos se han esforzado en anunciar castigos para los responsables de crear mala fama de los dominicanos en otros países.

Otra vez inversionistas extranjeros acudieron este miércoles a la Procuraduría General de la República (PGR)  para exigir garantías jurídicas para su inversión en la República Dominicana, tras supuestamente ser estafados con más de 300,000 dólares en la venta de unos terrenos en Nagua, provincia Maria Trinidad Sanchez, en el 2013.

Huang Kitty Qua, inversionista china y su esposo Julián Rodríguez reclaman a las autoridades  actuar sin demora para que les sean devueltos sus activos y enviados al banquillo de los acusados a los infractores de la ley, a fin de recobrar la confianza en el clima de inversionistas en este país.

Huang Kitts Qua y sus abogados denunciaron que el pasado año sometieron una querella contra los jueces del Tribunal de Tierras de San Francisco de Macorís y fiscales de Nagua  por prevaricación, falsedad en documento Público y privado, soborno, asociación de malhechores, abuso de autoridad entre otraos delitos, sin que hayan sido sancionados.

OTRA ESTAFA

El empresario chino, Xiaofeng Zhang Qian, denunció la víspera que fue víctima de una estafa en la compra de unos terrenos en el municipio de Sabana de la Mar,  provincia Hato Mayor, porque tras haber pagado  RD$70 millones,  nunca les fueron entregados debido a que la ubicación pactada en el contrato notarial era diferente a la real.

Explicó en la PGR que  en el año 2015 le compró 757 tareas  a Dileidy Patricia Paulino Ureña y su padre, Francisco Radhamés Paulino, a quienes acusa de  haber recibidio el dinero, pero nunc entregaron la propiedad.

“Esa señora y yo habíamos convenido de manera formal y bajo firma notarial la compra de esos predios y, luego de recibir nuestro dinero, argumentó que se trataba de otra propiedad muy apartada y distinta a la acordada”, sostuvo.

Indicó que, como consecuencia de las pérdidas colaterales que le ha ocasionado el fraude, decidió someter a la justicia a la señora Paulino y su padre, pero que se burlan de su persona diciendo que eso no importa, porque  “serán favorecidos en la Justicia dominicana, debido a que poseen vínculos con autoridades enquistadas en el gobierno».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*