Facebook respaldado por la RSF para controlar contenidos de sus usuarios

PARÍS.- La organización internacional  Reporteros sin Fronteras (RSF) elogió  la decisión de Facebook, la mas influyente plataforma social de este mundo,  de crear una  Junta de Supervisores para ofrecer una mayor transparencia en sus decisiones de permitir o eliminar contenidos compartidos por sus usuarios, pero espera que también sea respetuosa del derecho a informar y a ser informado con veracidad.
Sin embargo, en un informe de prensa en reacción a la decisión adoptada este 6 de mayo por Facebook,   la RSF lamenta que, dada la escala del problema, sea una medida poco más que estética.
Sobre la obligación internacional que se impone a las empresas de respetar los derechos humanos, indica que Facebook ha consagrado el principio de que, por muy draconianas que sean las leyes nacionales, tienen primacía sobre la normativa universal de derechos humanos y espera que cumpla con las leyes nacionales sobre el derecho a informar e incluso que les ofrezca un reconocimiento y un alcance internacional sin precedentes, ayudando en la práctica a restringir aún más la libertad de información.

Facebook dio a conocer los nombres de los 20 primeros expertos de renombre que se convertirán en miembros de su Junta de Supervisión, quienes conforman un jurado encargado de elegir y revisar los casos más problemáticos, presentados por Facebook y sus usuarios, y de emitir los veredictos correspondientes.

«RSF elogia los aspectos positivos de este intento de autorregulación para resolver los problemas de contenido a los que se enfrenta la plataforma. Sin embargo, preocupa la limitación de poderes de la Junta de Supervisión respecto a las políticas de contenido de Facebook y las causas subyacentes del caos de la información online», sostiene la entidad.

Agrega que «el nombramiento de los primeros ‘sabios’ de la Junta de Supervisión es un gran paso para Facebook, pero un pequeño paso para la Humanidad«.

El secretario general de RSF, Christophe Deloire precisa que  “esta iniciativa del sector privado no puede reemplazar a un marco normativo definido y aplicado bajo el imperio de la ley»

«Además de decidir si permite o elimina piezas individuales de contenido, existe una necesidad urgente y más sistémica. La transparencia y los principios democráticos son necesarios para gobernar los mecanismos algorítmicos opacos que amplifican o reducen la visibilidad de ciertos tipos de contenido, incluido el contenido periodístico«, precisa.

La RSF considera fundamental asegurarse de que la Junta de Supervisión no imponga sus procedimientos de revisión de contenido como nueva norma a la que se adhieran el resto de plataformas y que los integrantes de dicha Junta revisen solo algunos de los casos que se le presenten y emitan  recomendaciones sobre cambios en la política de contenido a petición de Facebook o después de tomar una decisión sobre un caso revisado.

Sobre las reglas establecidas por Facebook para administrar el contenido publicado en la plataforma, lamenta que las mismas no se basen en la normativa internacional sobre libertad de expresión y no garanticen que se divulgue la información de manera libre e independiente, siendo veraz y diversa..

Sobre la obligación internacional que se impone a las empresas de respetar los derechos humanos, indica que Facebook ha consagrado el principio de que, por muy draconianas que sean las leyes nacionales, tienen primacía sobre la normativa universal de derechos humanos y espera que cumpla con las leyes nacionales sobre el derecho a informar e incluso que les ofrezca un reconocimiento y un alcance internacional sin precedentes, ayudando en la práctica a restringir aún más la libertad de información.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*