Mexicanos desvelados y pendientes del crimen contra la niña Fátima

CIUDAD MÉXICO.- Aunque las desapariciones y crímenes de mujeres en este país son una constante como «el pan nuestro de cada día» , ninguno de los cometidos en los últimos días ha superado la indignación que ha causado la desaparición y posterior  hallazgo muerta de la niña Fátima.

Si bien es cierto que  desde los mas lejanos rincones de México se han suscitado reclamos y protestas para que el gobierno esclarezca este caso lo mas rápido posible, lo es mucho mas los vecinos de la menor raptada y asesinada son los primeros en mantenerse dispuestos y en expectativas.

Este lunes, la casa humilde de dos plantas con más de cuatro cuartos, marcada por la pobreza, pero sin número oficial, se llenó de vecinos que se unieron para ayudar a su madre y demás hermanos, pues desde temprano limpiaron un espacio no mayor a los 15 metros cuadrados, instalaron  una lona que cubrió casi toda la cuadra y la fachada se llenó de cartulinas exigiendo justicia con varias fotos de esa niña de siete años.

Hubo quien preparó agua de Jamaica o repartió pan  dulce para el velorio. Poco a poco llegaron las flores blancas y arreglos para ese “angelito”, una  solidaridad espontánea de estudiantes, mujeres y vecinos que  llegaron al velorio con despensas, flores y dinero para apoyar a la familia en los gastos, dice una crónica del portal Excelsior.

Destaca que no se trata de una solidaridad ocasional por la conmoción del hecho, ya que los vecinos, dado que nunca vieron llegar al padre de la chiquilla, José Luis, de 62 años y la consideraban huérfana, en vida siempre le regalaban dulces, ropa o boletos para que fueran a los juegos mecánicos.

«Fatima era una niña que se iba con quien le diera algo, por eso creemos que la mujer que se la llevó se aprovechó de eso”, expuso uno de los vecinos, versión que las autoridades han tomado en cuenta para establecer si la sospechosa era conocida por la niña.

El cuerpo de la pequeña de 7 años fue encontrado sin vida en la colonia Los Reyes, en Tláhuac, luego de  haber  desapareció en la alcaldía Xochimilco dijo Ulises Lara López, vocero de la fiscalía general de justicia de la Ciudad de México, que pagarán 2 millones de pesos a quien otorgue información sobre una mujer que se llevó a la menor, de quien sospechan es vendedora ambulante, según imágenes de cámaras particulares.

Detalla que en el  vídeo, cuya foto ilustra esta crónica, se ve a la pequeña caminando de la mano de la mujer, pero no se observa que en ningún momento trate de zafarse, por lo que las autoridades sospechan que se trata de una persona conocida por la menor o que a lo mejor le prometió donarle algo de valor que hizo que se ilusionara.

La crónica indica que cuando la madre llegó a recoger a la niña se percató de que ya no estaba –afuera de la primaria- y empezó a buscarla, pero no la encontró hasta que recibió la mala nueva de que había sido asesinada.

Hasta el momento la fiscalía local ha interrogado a 5 personas, de las cuáles tres son habitantes de una  casa a donde las cámaras de vigilancia muestran que  llevaron a la niña tras ser montada en un carro,pero sin revelar respuestas de las personas investigadas.

.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*