Pobres en EEUU sobreviven agobiados por deudas Hispanos también están muy endeudados

WASHINGTON.- La facilidad de que los ciudadanos pobres adquieran cualquier forma de préstamo en bancos no tradicionales,  existente en 32 Estados de la Union Americana, ha motivado que muchos se endeuden hasta no poder honrar sus compromisos.

«Es así como la gente termina atrapada en tres grandes deudas que van asfixiando poco a poco a los deudores: créditos de consumo, crédito automotriz y crédito estudiantil», explicaron expertos al portal  BBC News.

No obstante, Mary Jackson, directora ejecutiva de la Asociación de Prestamistas Online Lenders Alliance, defiende los términos en los que operan los créditos entregados a personas con alto riesgo de impago.

«La tasa de incumplimiento es de alrededor del 25%. Eso aumenta los costos de la industria porque la gente no está en condiciones de cumplir con sus obligaciones», dijo.

Manifestó que la oferta de préstamos por dos semanas tiene un interés de 15%, pero que se trata de una idea equivocada que pagas 300% de interés, porque no se piden créditos a un año».

Muchos de los deudores,  tratando de honrar sus compromisos financieros,  cogen  otros prestamos para  pagar los intereses del anterior,  pero empeoran su situación porque terminan pagando intereses sobre intereses.

Otro experto consultado por el portal británico, el profesor de la Universidad de Harvard, Kenneth Rogoff, reconoce que muchas personas con bajos ingresos empeoran su situación cada vez que un país sufre estancamiento económico con  inflación.

«Creo que hay zonas del país, especialmente fuera de las zonas urbanas, donde hay menos trabajo y el valor de las viviendas ha caído. Son zonas más deprimidas donde la deuda de los consumidores es un problema», dijo.

Un caso individual es el de la estudiante de  24 años, Melissa Haggerty, quien se queja de que a pesar de tener un trabajo de clase media bien remunerado, no ha podido pagar su deuda estudiantil, que tiene un 11% de interés anual.

«No sé si alguna vez podré pagar ese crédito. Es muy difícil mirar más allá de este mes. Tengo un salario respetable, pero los bancos me piden que les pague más de lo que gano», se quejó.

De su lado, Dean Ledbetter, un militar pensionado, se queja de que fue  a la Guerra del Golfo Pérsico, se rompió la espalda y  sufrió una  ceguera parcial y la pensión que recibe no le alcanza para nada.

«Esto ha sido como el valle de la muerte», se queja Ledbetter, porque las deudas le arruinaron su salud y lo dejaron en la bancarrota, pues comenzó usando tarjetas de crédito y cuando vio que no podía pagarlas, pidió más créditos a prestamistas (con gigantescas tasas de interés) y dinero a sus amigos.

Dijo que estuvo viviendo de una pensión, y después del fin de su matrimonio, terminó viviendo en un auto en la calle y con poca comida y que fue así como poco a poco quedó atrapado en deudas, endeudandose aun mas para poder sobrevivir, al extremo de que ahora debe mas de  US$100.000, una suma impagable para un jubilado que vive de una pensión básica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*