Presos tratan infectarse de covid-19 por su libertad en EE.UU.

LOS ÁNGELES.- Tras enterarse que las  autoridades penitenciarias permitieron la libertad de varios, presidiarios de una cárcel de este  condado de Estados Unidos han tratado de infectarse deliberadamente de coronavirus en un esfuerzo por conseguir su liberación anticipada.

La denuncia fue hecha  por el sheriff Alex Villanueva, quien  en rueda de prensa virtual, probando su denuncia con imágenes de vigilancia filmadas el mes pasado en el Centro de Detención Pitchess en Castaic, muestran a los reclusos acurrucados en un área común bebiendo del mismo recipiente y compartiendo una mascarilla.

Manifestó que entre reclusos de la prisión  se ha esparcido «la creencia errónea« de que si dan positivo al virus las autoridades penitenciarias estarían obligadas por las sanitarias a liberarlos, sostuvo el sheriff,  tras lo cual advirtió que  «eso no va a suceder».

Villanueva también indicó que los reclusos estaban bebiendo agua caliente para tratar de elevar sus temperaturas antes de una revisión para, de esa forma, presentar altas temperaturas, que es  uno de los síntomas del covid-19.

«Teníamos cero positivos hasta ese pico, pero ahora, eso también ha afectado nuestro personal», enfatizó el sheriff, quien dijo que es desalentador pensar que alguien quiera infectarse de forma intencionada, solo para salir de la prisión, conforme a una crónica del portal ABC News.

Villanueva dijo  que los presos captados por las cámaras de vigilancia al ser cuestionado negaron haber intentado contagiarse, pero que las pruebas existen de que mintieron a los investigadores.

De su lado, John Satterfield, teniente del departamento del sheriff, indicó que las imágenes eran «solo una muestra de otros vídeos que están siendo revisados y forma parte de la investigación en curso».

Manifestó que la prisión tiene  4.590 reclusos, que ya el 40% de la población penal en el condado- están en cuarentena y que un total de 357 dieron positivo, de los cuales 117 ya se recuperaron.

Según el oficial, 5.000 internos ya  fueron liberados en el Estado de California como parte del plan para contener el virus en el sistema penitenciario, dejando la población penal en 11.700 reclusos de 17.000, la mayor del país.

«Si esta pandemia se hubiera extendido mientras teníamos 17.000 reclusos los resultados hubieran sido catastróficos», subrayó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*