Promedian los 20,000 por año estudiantes desertores en la RD Problemas económicos y dificultades de aprendizaje lo motivan

SANTO DOMINGO.- datos estadísticos del  Ministerio de Educación (MINERD) establece que cada año  promedian la cantidad de 20,000,   los estudiantes de la secundaria que desertan, motivados por problemas económicos, involucramiento en los vicios y las diversiones   y por  dificultades en el aprendizaje, entre otros motivos.

Específicamente durante el año lectivo 2017-2018, un total de 40,206 estudiantes, correspondiente a las tres modalidades que figuran dentro del sistema educativo actual (público, privado y semioficial, desertaron de la educación que comprende los niveles de inicial, primaria y  principalmente el secundario.

En el primer nivel la deserción escolar es menor, pues como son todavía niños, los padres no tienen que comprar libros caros en el caso de los escolares de colegios y en el caso de las escuelas, el Estado les proporciona uniformes, zapatos y libros y por eso, en ese periodo, solo 5,242 escolares dejaron de asistir a clases.

Componiendo los tres niveles, en el sector público, 31,314 niños y adolescentes no continuaron sus clases; en el privado, 8,542 personas corrieron la misma suerte, y en el semioficial, 350 alumnos abandonaron sus estudios.

Asimismo, al menos 19,627 desertaron de los estudios a nivel secundario, tanto del sector público como del privado y semioficial, mientras que en el nivel primario se registró un total de 15,317 menores que abandonaron la escuela.

 

Los datos estadísticos evidencian que este fenómeno no es exclusivo de los estudiantes del sector público, sino que desde el privado y el semioficial, las deserciones también arrojan cifras considerables.

En el nivel secundario, cuando los adolescentes se inician en las diversiones,  las relaciones amorosas y en gastos económicos, la deserción  es mayor, pues, ademas, muchos deciden abandonar los estudios para trabajar, y en muchos de los casos, para cometer delitos de ratería, incentivados por el uso del alcohol y las drogas.

Como excusas, algunos les dicen a los padres que tuvieron dificultades en conseguir cupo en el plantel escolar mas cercano  y afortunados son los que pueden conseguir becas para hacer carreras tecnicas, promovidas por organismos del Estado.

La carestía y las necesidades  en las que vivían inmersos, desprovistos de los elementos imprescindibles para vivir dignamente,  también fueron elementos que provocaron que tuvieran que emplear todo su tiempo a una jornada de trabajo que le permitiese al menos comer diariamente.

Con los datos,  publicados este martes por Listin Diario, reporteros entrevistaron a varios jóvenes a quienes tras preguntarle si son o eran estudiantes,   en el caso de los desertores, les hicieron otras preguntas que tuvieron como alegatos, los motivos por los cuales decidieron abandonar los estudios.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*