Se alarman los dominicanos por artistas exhibirse semidesnudos Diario Libre fustiga este show de mal gusto

SANTO DOMINGO.- Un cantante de porquerías de los tantos que como cucarachas abundan en este país, denominados urbanos,  ataviado sólo con un pañal, protagonizó un evento que, en redes sociales y medios de prensa ha recibido epítetos grotescos como inmoral y «buscafama», produjo una gran alarma entre los dominicanos.

El «artista», cuyo nombre despectvo no merece ni mencionarlo, es uno de los tantos que promueven los canales de televisión y los periódicos para que entretengan al pueblo y se olvide de los problemas sociales,  estuvo con dos “bailarinas” semidesnudas, que  se pusieron a grabar un videoclip en el puente Sanchez y las avenidas Padre Castellanos y San Vicente de Paúl, moviendo sexualmente la cintura y dejando ver tras la ropa sus partes mas íntimas, incluso, en presencia de niños de los barrios adyacentes.

Como provocaron un caos enorme en la circulación de vehículos, alteraron el orden público,  un delito penal que ocurre cuando una persona participa en algún tipo de conducta escandalosa, tal como peleas o amenazas de peleas en público, ruidos excesivamente altos, gritos, música a alto volumen o incluso permitir que un perro ladre durante largos períodos de tiempo, según la Ley, pero es letra muerta en este país, porque las autoridades no la aplican.

De acuerdo al Código Procesal Penal dominicano, quien tales cosas provoquen “Será reprimido con prisión de dos meses a dos años, el que en sitio público o abierto o expuesto al público ejecutare o hiciere ejecutar por otro actos obscenos. La misma pena se impondrá al que ejecutare actos de ese carácter en lugar privado, con el propósito de que sean vistos involuntariamente por un tercero”.

Asimismo, por la violación a varios artículos podría pasar desde 6 meses a 15 años de cárcel y pagar una multa de hasta RD$500,000 como máximo, pero en dos ocasiones, en busca de fama,  el youtuber Carlos Montesquieu, exhibió sus partes intimas en un estadio deportivo y en una plaza comercial, corriendo totalmente desnudo y aunque lo han detenido, a los pocos días ha sido libertado.

Ante esta situación, las autoridades del Partido de la Liberación Dominicana,PLD, fundado por el profesor Juan Bosch, se hacen de la vista gorda para que el pueblo «se embulle» con estos hechos y se olvide de sus problemas sociales y hasta los obispos, sacerdotes y pastores de iglesias se quedan con la boca tapada y no cogen el látigo en sus manos para reclamar controles sobre los libertinos que abusan y dañan la democracia.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*