Suecos tienen en ascuas al gobierno por muertes de 3,684

ESTOCOLMO.- Los suecos  tienen en ascuas al gobierno cuyas autoridades acusan de haber tenido un mal manejo en sus acciones contra el brote de coronavirus, pese a que la cantidad ha sido mínima, 3,684 hasta la fecha,  si se le compara con las enormes cantidades de fallecidos en Italia, España, Francia y otras naciones europeas.

No obstante, como los suecos  solo hacen las comparaciones con otras naciones como Dinamarca, Noruega y Finlandia, tienen razón porque en Suecia han muerto  tres veces mas ciudadanos que en cada una de estas otras naciones.

El motivo fue que el gobierno sueco decidió seguir una estrategia distinta a la de sus vecinos regionales y en general a la de toda Europa, evitando el aislamiento social y el confinamiento en casa bastante conocido por las naciones que aplicaron el  «stay home».

Asimismo, Suecia mantuvo abiertos los colegios para los alumnos hasta 16 años, las tiendas, las fábricas, los bares, los restaurantes y hasta permitió reuniones y actos culturales y festivos si reunían a menos de 500 personas.

Mas tarde, cuando el brote comenzó a expandirse e igualmente aumentaron las cifras de contagios y fallecidos, entonces las autoridades redujeron la aglomeración de ciudadanos hasta la cantidad de 50, pero ya era tarde.

La estrategia del epidemiólogo Anders Tegnell permitió que los suecos continuaran comiendo en restaurantes, que no tuvieran limitaciones  para salir de casa, que siguieran acudiendo a los colegios, a los establecimientos comerciales a hacer  compras, a los salones a cortarse  o arreglarse  el pelo, entre otras medias sociales.

Si se hace una comparación con uno de los otros tres países, por ejemplo, con Dinamarca, Copenhague tuvo una breve lidia con el coronavirus, al cual controlaron con medidas tan extremas que solo pudieron lamentar  la muerte de una cantidad que no ha superado los tres digitos.

Incluso, cuando ya Dinamarca tenia controlado el virus, impuso un alivio con la apertura de las escuelas, pero tanta fue la preocupacion de los daneses que mas de 18,000   padres y madres firmaron  una petición con esta consigna: «Mi hijo no es un conejillo de indias», para obligarlos a ir a clases en medio del brote.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*