Viajeros de diez países recogen olivas en Israel Se recrean en Huerto de Getsemani donde estuvo Joshwe

 

JERSUALEN- Visitantes en Israel procedentes de  Italia, Francia, Suiza, Suecia, Filipinas, India, México y otros países, llevados por la Iglesia Católica, se integraron a las labores de recogida de la cosecha de aceituna, atraídos por ese lugar. (donde los textos bíblicos escritos por los apóstoles aseguran que se recreaba el profeta hijo del Espíritu Santo y la virgen Maria).

(No obstante, en las labores no estuvieron participando israelitas, primero, porque no aceptan que el profeta Joshwe (el salvador) haya sido el Mesías que todavía esperan y  segundo, porque creen firmemente en el texto bíblico de que «Hashem (Dio Eterno) es único y no comparte su adoración con nadie, precisa Temasactualesrd.com).

En dicho huerto, también denominado Monte de los Olivos, decenas  de personas ansiosas por participar en la primera recogida de aceitunas de la temporada en este impresionante escenario. iniciaron su jornada con el rezo del «Padre Nuestro», contenido por los cuatro evangelios bíblicos.

«Miren la vista e imaginen como era cuando Jesús estaba aquí», les dijo el sacerdote Diego Dalla Gassa, a un grupo de más de 30 voluntarios, mientras señala hacia el corazón de la Ciudad Vieja de Jerusalén, que se levanta con sus cúpulas, murallas y casas de piedra blanca frente al huerto.

Algunos de los participantes son más religiosos y exhiben la emoción que les genera estar aquí, mientras que otros lo aprovechan como una experiencia familiar.

«El significado de este jardín, aquí, en Jerusalén, es entender que estamos juntos y somos una familia», les dijo el cura franciscano Dalla Gassa, quien hace cuatro años dio comienzo a esta iniciativa, con la intención de generar una experiencia positiva en el huerto, relata una crónica difundida por la agencia española EFE.

La nota de EFE precisa que tras  rezar un padrenuestro todos los presentes cogieron escaleras, rastrillos, lonas y baldes y comenzaron a bajar las aceitunas negras de los árboles, bajo un sol radiante y con la explanada de las mezquitas como telón de fondo.

Es la primera vez que hago esto y lo considero un servicio para los demás, es poder poner mi granito de arena en algo muy simple, muy chiquito», dijo Efe Martha Navarros Correa, argentina residente en la ciudad palestina de Belén.

Junto con Martha llegó también la mexicana Dulce Itzel Doroteo, que se mostró emocionada y destacó a Efe lo que significa para ella esta actividad: «Es dar todo de ti hasta lo mas profundo, exprimir bien, como el aceite se exprime, así exprimir mi vida hacia el Señor».

Las aceitunas recolectadas son enviadas al Monasterio de Latrún, en el centro de Israel, donde se elabora un aceite que es luego distribuido a distintas comunidades religiosas en Tierra Santa y alrededor del mundo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*