Violencia entre hindúes y musulmanes deja 23 muertos Tardíamente autoridades tratan de imponer el orden

NUEVA DELHI.*- Tres días de disturbios y enfrentamientos entre hindúes y musulmanes  han dejado por lo menos 23 ciudadanos muertos en esta capital de La India, donde reinan la tensión y la incertidumbre por lo que pueda seguir ocurriendo, ante la tardanza de las autoridades de imponer la paz y el orden.

Los enfrentamientos iniciaron tímidamente el pasado  domingo entre manifestantes a favor y en contra de una controvertida ley de ciudadanía, lo que fue motivo de que las etnias se enfrentaran y quemaran tiendas, mezquitas  y hasta hogares musulmanes, precisa una crónica del portal BBC News.

Las fotografías, los vídeos y las cuentas en las redes sociales muestran una imagen escalofriante de los últimos días: en su mayoría multitudes hindúes golpeando a hombres desarmados, incluidos periodistas; de grupos de hombres con palos, barras de hierro y piedras vagando por las calles en busca de rivales.

A juzgar por los nombres publicados hasta ahora, tanto musulmanes como hindúes están entre los muertos y heridos, en tanto que el  Tribunal Superior de Delhi, que está escuchando peticiones sobre la violencia, ha dicho que no puede permitir que «otro 1984» suceda bajo su «vigilancia», feche en que mas de  3,000 sikhs fueron asesinados en disturbios en la ciudad.

El primer ministro,  Narendra Modi,  tuiteó este miércoles pidiendo la  paz, informando  que había revisado la situación y que la policía estaba trabajando para restaurar la normalidad.

De su lado, la líder de la oposición, Sonia Gandhi, pidió la renuncia del ministro del Interior, Amit Shah, diciendo que es «responsable» de la violencia, mientras el  primer ministro de Delhi, Arvind Kejriwal, describió la situación como «alarmante» y exigió que se apele al ejército para imponer el orden.

Los disturbios se centran en los vecindarios de mayoría musulmana, como Maujpur, Mustafabad, Jaffrabad y Shiv Vihar, en el noreste de la capital, donde las calles permanecen llenas de piedras y cristales rotos, vehículos rotos y quemados mas un hedor a humo que salen de  los edificios humeantes.

Unas 189 personas están heridas, según funcionarios del hospital Guru Teg Bahadur, donde muchas de ellas fueron ingresadas.

Los reporteros de la BBC en el hospital dicen que vieron a personas con todo tipo de lesiones, incluidas heridas de bala, luchando por recibir tratamiento en  hospitales  «abrumados», y que muchos de los heridos estaban «demasiado asustados para volver a casa».

Muchos, incluidos periodistas, han twiteado y hablado de multitudes que exigen conocer su religión. Al menos un reportero gráfico dijo que le pidieron que se quitara los pantalones para demostrar su identidad religiosa. Esto también sucedió durante disturbios religiosos en el pasado para identificar a los musulmanes, ya que generalmente están circuncidados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*